Fire Drill Ediciones | Solares y Escombreras
541
single,single-portfolio_page,postid-541,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.6,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Solares y Escombreras

Category
Proyectos
Tags
proyectos
About This Project

El número 0 de la revista Solares y Escombreras (Fire Drill Ediciones, 2017) fue desarrollado en el marco del seminario de Diseño Editorial Experimental impartido por Paco de la Torre en el Máster de Diseño e Ilustración de la Universitat Politècnica de València el curso 2016-2017.
 
Solares y Escombreras es una revista conceptual orientada a explorar los espacios del solar y la escombrera en tanto que lugares de acontecimiento e imágene de un posible devenir contemporáneo.
 
En su número 0 se incluyen colaboraciones del arquitecto Santiago Cirujeda y su proyecto Recetas Urbanas, el artista urbano Dadi Dreucol, la fotógrafa Concha Pérez, el poeta Adolfo Barberá y el ensayo “Arquitectura del abandono. El sentimiento escombrero” de Tomás Barberá.

 

EDITORIAL

SOLARES + ESCOMBRERAS: LIMINAR
 
Por- y de-venir. El futuro y el pasado del lugar en transformación, abandonado, en barbecho, en ruina. El fin de un ciclo económico, tecnológico, político, histórico.
 
Porciones de territorio edificadas o que se preparan para serlo. Reemergencia del suelo, del pasado dormido bajo la arena, bajo los restos de pavimento. Crisis, especulación, sin-techo, marginalidad, Zona Autónoma, espacio neutralizado, utopía.
 
Lugar donde se echan los escombros. O simplemente el propio conjunto de escombros. Cascotes procedentes de la construcción o de una demolición. O de una guerra. Edificios arruinados o derribados. Las formas de la No-Arquitectura / Cómo ésta genera nuevos espacios que funcionan como puertas que abren a la liminalidad y la contingencia.
 
A través del muro, la valla, la tapia. Boquete, brecha, cráter. Tráficos, juegos de guerra, rituales. Psicodelia, sexo, raves. Zonas liminares. Frontera entre la ley el otro lado.
 
El jardín botánico de las malas hierbas. La simiente y la cirrosis. Sprays, botellas y cartón en el carrito de la compra. Animales callejeros. El club de los marginados. Un ‘tío escombro’ o ‘hacer escombro’. Vivir de la nada, fuera del circuito y del mercado.
 
El coto privado sin caza habitado por colectivos utópicos que abren de nuevo el común a todos. Huertos comunitarios y ecos comunales entre medianeras. Juegos de construcción y creación que reinventan modos de vida. Y el solar limpio donde retomar una historia.